Un día cualquiera

 

Aquellas mañana cualquiera puse mis pies cualesquiera, en el frió suelo de mi habitación en un gesto inequívoco que indicaba el andar de un nuevo día, que por desgracia se anunciaba cualquiera. Preparé mi cuerpo anodino para afrontar aquel día, que pensándolo bien no iba a ser  tan cualquiera: una certera llamada telefónica anulando una de mis clases de aquella mañana me obsequiaba con tres horas que podría utilizar a mi libre albedrío. Tras algunos instantes de reflexión decidí invertirlas en tramites cualesquiera que tenía pendiente. Bajé los 164 peldaños anónimos de mi escalera que conducían a una calle cualquiera de una ciudad cualquiera.  

Entré en el banco de siempre, que no era uno cualquiera porque era el mío, aunque este nos trataba habitualmente  como a simples cualesquiera.

Para mitigar la espera me senté en una silla azul cualquiera, a mi lado esperando su turno para hacer una transacción cualquiera había un hombre cuya presencia apenas percibí, ya que no más sentarme saqué mi libro del bolso y me sumergí en una sesión de lectura compulsiva, ignorando así toda la cotidianidad ambiente.

Al cabo de algunos instantes aquel hombre desconocido y aparentemente cualquiera, me dirigió algunas palabras cualesquiera que al juntarlas formaron una pregunta, que por supuesto era una pregunta cualquiera.

¿Siempre hay tanta gente en esta sucursal?, me preguntó aquel desconocido,  que pregunta más cualquiera me dije yo, mientras me disponía a contestarle.

Cuando aparté mi rostro cualquiera del libro cualquiera que estaba leyendo,  tropecé con unos ojos extraordinarios que escupían una mirada  que hasta  entonces solo había visto en el cine, y que ahora era la misma que acompañaba una boca generosa y sensual  que acababa de pronunciar aquellas palabras tan terriblemente cualesquiera.

A modo de respuesta balbuceé algunas palabras que se agruparon con torpeza en mi garganta y salieron disparadas sin ni un ápice de glamour ni elegancia, y supe enseguida que ese sería mi último día cualquiera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: